miércoles, 25 de junio de 2008

La verbena de Sant Joan

Hace muchos años la verbena la vivía de otra manera, como es lógico. Quedaba con mis amigos y bebía y bebía, como la mayoría. Después terminabas la noche en la playa, hasta que amanecía y te encontrabas a la mañana siguiente la gente que venía a pasar el día en la playa...que recuerdos.
Después, te echas novio, y la verbena sigue siendo algo muy particular para celebrar, solo que tienes dos opciones;o te juntas con tu novio y los amigos y haces que esa noche sea genial, o te vas sola con tu novio y terminas esa noche en la playa haciendo el amor...yo me quedo con las dos opciones, desde luego.Además, quien no lo ha hecho así alguna vez?
Y hoy, hoy es distinto por varios motivos. El primero es que ya no tenemos 20 años, aunque tampoco tenemos muchos más...el segundo es que la playa una noche como esa ya no es lo que era antes, antes fueras donde fueras aún podías disfrutar de un espacio para ti y no tener que estar aguantando los gritos de la gente de al lado. Y como mucho te llevabas un par de latas y luego las dejabas en la papelera.También podías disfrutar de más intimidad. Hoy día la playa está infestada de gente, solo que encima la dejan llena de basura, se llevan hasta la barbacoa!Te quieres dar un baño y no encuentras donde zambullirte, hoy día no es lo que era. Pasar la noche de Sant Joan en la playa se ha convertido en algo sucio y barato.
Mi versión de esta noche de Verbena fue totalmente diferente.Reunirme con los amigos en casa de uno de ellos,comer ,beber y charlar y reír. Pero no es lo mismo, simplemente es otra opción, es la que hay, si hay que ser realistas. Como decía, ya no tenemos 20 años, y la mayoría de mis amigos(por no decir todos)ya tienen bebés. Así que ahí estoy yo, con mis amigos y los hijos de mis amigos...disfrutando de otra etapa de la vida.
En fin, ni siquiera recordaba ya lo que era beber y beber, así que decidí que esa noche lo iba a recordar...
Antes de cenar estuvimos tomando unas cervecitas en una terracita de Barcelona,rodeados de niños(y no tan niños) que no dejaban de tirar petardos cerca de ti. Acto seguido nos reunimos con otros amigos y cenamos en su casa. Charlamos, reímos y bebimos. Yo bebí, y mucho. Y aunque no llegué a extremos, sí que es verdad que cogí lo que se dice''el puntillo'', ese puntillo que te hace reír, reír y reír, pero que cuando la fiesta termina y te metes en la cama parece que estás subida en un tío vivo. Que horror! hasta entonces muy bien, me lo pase en grande, olvidé mis malos momentos y disfruté de la noche. Pero luego todo daba vueltas.
Al día siguiente era peor...un estomago que no dejaba de recordar todo lo que habías metido en él la noche anterior, y una cabeza como si te fuera a explotar. Solo bebes agua y ni siquiera tenia ganas de fumar, debía estar saturadísima.
En fin, esta es mi noche de Sant Joan, divertida y entretenida sin tener que pasar por la playa,la noche fue larga, cuando nos metimos en la cama ya había amanecido. En resumen, Una noche casi perfecta.

viernes, 20 de junio de 2008

Por dónde empezar...

Esta va a ser mi inauguración en este blog, mi blog.En realidad cuesta empezar a escribir algo que sabes que puede leer más gente,pero lo que está claro es que nadie sabe quien soy y nadie lo va a saber, así que: Qué importa lo que escriba si nadie me puede relacionar?
Con este blog no espero nada especial, únicamente mostrarme tal y como soy, como si fuera mi diario, habrá días que escribiré y otros que no lo haré, solo esperaré a tener un día de inspiración, y sobre todo a tener ganas de contar, que ese es el paso más difícil de hacer.
Me gustaría empezar diciendo que siempre he sido una persona con mucho carácter, muy impulsiva e independiente. Pero también con un gran sentido del humor.Me gusta divertirme, salir con mis amistades y también me gusta estar sola, últimamente más que nunca. Siempre me gustó la ciudad, la gente, las calles, las tiendas, etc...pero hoy, en la actualidad,solo deseo la tranquilidad, me agobia la gente, me molesta estar siempre estresada, no me gusta ir con prisas todo el día, y un día el Dr. me dijo que me tomara la vida con más calma. Mi vida era como la de una chica normal,del trabajo a casa y los fines de semana a quedar con los amigos, como la mayoría de la gente. Pero en realidad, lo que más tiempo ocupaba en mi vida era el trabajo. Y con tanto trabajo fuera y luego dentro de casa...pasó lo que tenía que pasar, o en realidad aún hoy no entiendo porqué pasó.
Estoy casada desde hace casi 10 años, y tengo un pesar muy hondo por no tener a día de hoy hijos. Por unos u otros motivos, parece ser que no ha llegado mi momento, pero...llegará algún día?Solo Dios sabe lo que lo deseo, y creo que ya he tenido suficientes penas como para que ya me toque una gran alegría...
Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.